ARRENDAMIENTOS TURÍSTICOS

Por Federico Varona García.

Uno de los grandes miedos de los humanos es el miedo a lo desconocido y eso es lo que deben pensar todos aquellos que deciden destinar uno de los numerosos inmuebles que existen en la costa a arrendamientos turísticos. Y digo miedo porque, evidentemente, una de las primeras cosas que deben plantearse es la tributación de la renta que generen y ahí nos vamos a encontrar con una legislación farragosa, complicada y, siendo generoso con el calificativo, poco práctica. Leer más.