La mayoría de las empresas se encuentran estos días trabajando de cara al cierre económico del actual ejercicio. Un trabajo que exige un sobreesfuerzo de las áreas de contabilidad, jurídico y finanzas.